El estadio de los Rayados sufrió un cambio en su nombre esto al pasar de BBVA Bancomer a solamente ser BBVA.

Lo anterior se debe a que el principal patrocinador cambio su nombre de manera unificada a nivel global, por lo que la marca se identificara como BBVA.

Es por ello, que el estadio Rayado cambió su nomenclatura en el “Gigante de Acero”, la cual causó extrañeza entre los aficionados, sin embargo, ya fue aclarada dicha situación.

Asimismo destaca la nueva tipografía en el nombre que es parte de este cambio empresarial.