El futbolista portugués, Cristiano Ronaldo fue multado con casi 19 millones de euros (21,6 millones de dólares) por fraude fiscal, pero no cumplirá una condena de cárcel de 23 meses tras llegar a un acuerdo con las autoridades.

El delantero de la Juventus, de 33 años, que jugó para el Real Madrid entre 2009 y 2018, acordó pagar una multa de 18,8 millones de euros y una sentencia de cárcel suspendida.

Según la ley española, las personas sin antecedentes penales condenadas a una pena que no supere los dos años de prisión pueden beneficiarse de la suspensión de la pena de cárcel.

Su aparición en los tribunales duró apenas 15 minutos, ya que solo tenía que firmar el acuerdo previamente alcanzado.