En la Final Regia Femenil no existió la famosa revancha, pues las Tigres volvieron a demostrar su poderío y dejaron en claro la supremacía que tienen sobre las Rayadas.

Con un marcador 2-1 (3-2 en el global), Tigres se alzó con el trofeo de campeón de la Liga MX Femenil por segunda ocasión, nuevamente a costa de las albiazules y en su casa.