No tiene límites la capacidad rapaz con qué se mueven los políticos, diseñan todo un plan perverso y maquiavélico preciso a sus fechorías para poder contar con cómplices sumisos y abyectos a su poder, no importa de qué nivel, solo trazan sus ruta y logran poner las piezas acomodadas para dar un zarpazo a sus más depravadas intenciones.

Raúl Gracia Guzmán, un tipo enigmático que de primera vista te genera lástima por su apariencia obesa y un tanto retraída se viene convirtiendo en un lastre en la política de Nuevo León.

En el pasado su perversidad sólo afectaba por decirles de manera decente a los inquilinos del reinado azul, quienes por hambre o por ambición permitieron que este siniestro personaje avanzara en su camino a convertirse en dueño de Acción Nacional.

Logró ese cometido y fue por más, su negocio más productivo pero delincuencial si lo cristaliza está en marcha.

Baltazar Martínez Montemayor personaje cercanísimo a Gracia Guzmán y venido a una riqueza inexplicable en los últimos años ha participado en el cabildeo con los alcaldes súbditos de Gracia, incluido el hijo de Martínez Montemayor para apoyar, lea usted bien maquilector, la depredación de una Área Natural Protegida, siendo que eso es un ECOCIDIO, las voces que se oponen temen por su seguridad, se habla de Billones de pesos involucrados, se dice que Gracia y Martínez son propietarios de una pedrera, lastimosamente el poder de Gracia traspasa fronteras y ese silencio cómplice a criticar tanto el PAN como Gracia, la acción errada de Gobierno parece que tiene un fin, lograr pactos de silencio para que sus negocios prosperen.

No será nada fácil para Gracia lograr su cometido porque extrañamente o maquiavélicamente apareció un defensor espontáneo de Medio Ambiente, escribimos del Senador Víctor Fuentes, quien no logramos distinguir si en realidad defiende genuinamente el tema o solo busca tener fichas de cambio para su eventual candidatura a la Gubernatura.

En breve estaremos mostrándoles algunas evidencias de lo turbio que resulta este asunto y lo triste que es ver a los alcaldes panistas arrodillados ante la pareja de Baltazar y Gracia por un interés mezquino.

En una época donde la calidad del aire empeora y por ende la salud se deteriora a causa de la contaminación sería imperdonable que los intereses económicos de los panistas estén por encima de la población.

Veremos con lupa qué opina el diputado Nava que defiende la preservación del medio ambiente y qué opina su líder Víctor Pérez sobre este pretendido ECOCIDIO.

Es el momento de verles la cara a todos los moralistas azules y hacerles las siguientes preguntas:

¿Los intereses económicos de una Pedrera están por encima de la salud?
¿Cuál Acción tomarán con este tema?
¿Tendrán el valor de Blindar Sierra de Picachos desde el Congreso?
¿Tienen miedo a que sus carreras políticas se vean coartadas por Mauro Guerra el socio mayoritario de Gracia Guzmán?

No olvidemos que en el tema de los aumentos a los impuestos vehiculares los Legisladores tuvieron su justificación en tomar acciones para mejorar calidad del aire.

Veremos y escribiremos al respecto, por ahora la presión mediática y legal Gracia, Guerra y Martínez la tienen en su contra.