Lic. Alfonso Alfaro. Director de SEOW agencia de marketing digital

“Benditas redes sociales” esta expresión se dejó escuchar durante la noche histórica en donde el licenciado Andrés Manuel López Obrador contendiente por tercera ocasión a la presidencia de la república. Y en la cual lograba situarse como virtual ganador de la misma. Su discurso de victoria ante un nutrido grupo de personas en el Zócalo de la Ciudad de México hizo referencia a la ayuda, apoyo y fuerza que representaron para su campaña las redes sociales y de cómo su presencia digital se viralizo para bien o para mal. Permitiéndole así estar presente en la mente de los electores y proyectarse de una manera única y actualizada sumando grupos de apoyo, memes, videos, encuestas y otras tantas referencias que solo la creatividad de los mexicanos ponía límites.

Esta expresión no fue banal ni carecía de importancia dentro de su discurso esta expresión mostraba lo que sus oponentes no pudieron prever ni controlar un grupo digital de millones de personas que día a día estaban pendientes de lo que sucedía no solo como espectadores pasivos sino como participantes constantes y muy activos mismos que no solo veían su contenido o noticia sino que además creaban matrices de opinión compartían y difundían lo que de manera libre se exponía por parte de su equipo de comunicación y por parte de todos y cada uno de los distintos usuarios de las redes en distintas zonas del país.

“Benditas redes sociales” si y por muchas razones, la principal es que ofrece por primera vez una sociedad distinta, activa interesada y harta, que puede expresarse y que no era posible venderle o engañarle con videos de políticos tratando de estar en la onda tocando un instrumento o rodeados de joven con algún chistorete o ocurrencia. No esta sociedad pedía cuentas opinaban con argumentos y defendía con pasión lo que sin duda no se le había permitido durante muchos años, pasar de ser un espectador pasivo a uno activo con fuerza e importancia capaz de hacer ganar a un candidato con el 50% de los votos en una elección histórica y muy competida.

La pregunta es: hasta cuándo escucharemos a otros políticos agradecer o maldecir a las redes sociales, hasta cuando entenderán su importancia dentro del nuevo escenario comunicativo y hasta cuando entenderán que requieren un equipo profesional que les de vida digitalmente y que se vuelvan omnipresentes que adquieran el enlace con la gente que antes solo era un sueño.

Protestas, eventos, visitas etc. Apenas son visibles y las redes sociales con sus constantes cambios y esquemas apenas son entendidas por muchos actores políticos que ven un potencial en estas pero que no pueden de manera efectiva crear una interacción real que mueva emociones. Y lo que no emociona no vende así de simple.

Las redes están aquí no como una moda sino como parte integral de nuestras vidas los políticos están aquí pero no están ahí dentro del mundo digital dentro de un juego que se volverá no solo importante sino determinante para lograr sus objetivos.

“Benditas redes sociales” líbranos del mal, líbranos de los políticos al menos de los malos. Y recuerda NO TE EN REDES.