Por: Maria Elena Chapa.

Platón, en el Siglo IV antes de cristo menciona, la discriminación positiva al señalar…a quien está en inferioridad de condiciones en un determinado campo o autoridad, reciba ayudas que le permitan superar esa inferioridad.

Las acciones afirmativas son medidas de carácter temporal para lograr la igualdad y la equidad de trato, oportunidades, toma de decisiones y beneficios del desarrollo; en la política usualmente se utilizan para lograr acceder a las oportunidades en candidaturas, esto es, contender en igualdad de condiciones a cualquier cargo de elección popular…

En México inician en 1994 con una propuesta de reforma al Cofipe solicitando a los partidos políticos que promuevan la participación política de las mujeres, en 1996 que consideren su presencia en un 30 por ciento, en el 2002 que garanticen la postulación obligatoria en por lo menos un 30 por ciento para las mujeres, en el año 2008 la acción afirmativa se eleva a un 40-60 por ciento, en el 2011 además de elevar a rango constitucional los tratados y convenciones vinculatorias para nuestro país, la sentencia histórica 12624 protege los derechos político electorales de la ciudadanía con carácter obligatorio y en el año 2014 la paridad, esto es 50-50 por ciento se suscribió en la constitución, aplicándose en las elecciones del 2015 en senadurías, diputaciones federales, locales, regidurías y sindicaturas.

Para la elección de este año se avanzó en la paridad no solo vertical, sino horizontal y transversal que incluye las candidaturas a todas las presidencias municipales en igualdad, esto es la mitad de todas y las medidas preferenciales a grupos de población que incluye la presencia de los jóvenes, discapacitados, indígenas, entre otros, consideradas como transversales.

Nuestro país ocupa el tercer lugar mundial en el número de senadoras y el cuarto en las diputaciones federales y en Nuevo León, un resultado histórico en el congreso local…21 mujeres y 21 hombres…en las alcaldías se nominaron las mujeres, pero solo diez ganaron la elección.

Falta que los principios de igualdad, no discriminación y paridad se consoliden en la cultura política local y que avancemos no solo en las oportunidades, sino en los beneficios del desarrollo, en el trato y en la toma de decisiones. Los gabinetes paritarios se hacen necesarios.