Mientras en el Congreso de la Unión se debate la creación de la Guardia Nacional y la perspectiva de este organismo de Fuerza Pública desde la óptica del bienestar social, en Nuevo León abren las puertas para regular la inseguridad a balazos; buscan ampliar la “legítima defensa”.

Los panistas han propuesto que se amplié el articulo 10 constitucional que permite a los ciudadanos mexicanos contar con armas de fuegos aquellas permitidas por la Ley, y que en la legislatura local se ha estipulado la legitima defensa su uso, por lo que buscarán que ese derecho constitucional sea aplicable y cubra todos los bienes materiales propios del ciudadano.

En una época donde los valores sociales y éticos se han visto corrompidos, el pensar que el ciudadano pueda contar con un arma para su defensa abre un sinfín de preguntas que sociológicamente está comprobado que no pueden ser respondidas.

¿Legitima defensa o Ley del Talión?