El alcalde de Monterrey Adrián de la Garza, acudió este miércoles al Parque Ecológico la Esranzuela donde tras negociar con la empresa Omega, estos accedieron a retirar la malla ciclónica que delimitaba su propiedad.

De la Garza, rechazó que existan permisos para construir en el lugar y reiteró que la malla fue colocada para evitar que cualquier persona se apoderara del terreno en cuestión.

“Tuvimos pláticas con la empresa donde dan a conocer su inquietud y en días pasados llevamos a un acuerdo con la empresa, en el sentido de que ellos van a retirar la malla junto con nosotros para que siga el acceso que se tenía, conscientes de que buena parte es una propiedad privada pero también protegida como zona natural.

“Desde el principio hubo un buen entendimiento por parte de los propietarios, de la preocupación que tenían era que terceros o gente ajena a la propiedad del terrino tratara de invadir una parte de este y nos hemos puesto de acuerdo para estar atentos en este tema y evitar cualquier tipo de invasión”, dijo el edil.

Con lo anterior los usuarios que acuden al parque tendrán un acceso totalmente libre de este lugar.